Espacios de memoria

Espacio dedicado a Conxita Grangé

Conxita Grangé Beleta nació en Espui, el 6 de agosto de 1925, en una familia de ocho hermanos. Debido a una enfermedad de su madre, a los dos años fue llevada a casa de sus tíos: Jaume Beleta —hijo de casa Antema, de la Plana de Mont-ros— y Elvira Ibarz, en Toulouse, donde vivió con Maria Castelló, hija de Elvira, hasta la Guerra Civil, cuando la familia se trasladó a Catalunya para luchar junto a la República.

Acabada la guerra, la familia Beleta volvió a Francia y luchó al lado de la Resistencia contra los nazis. Conxita Grangé y Maria Castelló hacían de enlace entre la Resistencia y los maquis.

Conxita Grangé, Maria Castelló y Elvira Ibarz fueron detenidas en Peny, en el departamento francés de Ariège, el 24 de mayo de 1944. Entregadas a la Gestapo, fueron encarceladas y torturadas en Toulouse, desde donde fueron deportadas a Alemania. Cruzaron Francia de sur a norte con el Tren Fantasma, junto a setecientos detenidos, en un recorrido de dos meses, bajo los bombardeos aliados y los ataques de los maquis. El 9 de septiembre fueron internadas en el campo de concentración de mujeres de Ravensbrück.

Antes de la liberación, cuando el campo fue bombardeado por la aviación aliada, estuvieron semanas caminando en una Marcha de la Muerte hasta que consiguieron encontrar a las tropas aliadas y, más tarde, regresar a Francia. Conxita se estableció en Toulouse y se casó con Josep Ramos Bosch, un antiguo guerrillero catalán. Recibió destacadas condecoraciones de la República francesa, como la Legión de Honor y la Medalla de la Resistencia. Dedicó buena parte de su vida a contar su experiencia a los escolares y a mantener viva la memoria de las mujeres deportadas. Fue la última superviviente catalana de los campos de concentración y exterminio nazis.

Espacio dedicado a Feliu Jaumot

Feliu Jaumot Montané nació el 3 de junio de 1909 en Casa Llop, en la calle Mayor de La Pobleta de Bellveí. Sus padres eran Frederic Jaumot de la Pobleta y Matilda Montané de Peramea. Feliu era el segundo de los cuatro hijos.

Feliu, militante del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) durante la Guerra Civil, se incorporó al frente cuando el Ejército de la República movilizó su leva. En octubre de 1937 se encontraba en Ajofrín (Toledo) como soldado de transmisiones del 416 batallón de la 104 Brigada Mixta. Ante la ofensiva franquista, esta unidad fue enviada a defender a Catalunya.

En enero de 1939 el batallón estaba en la zona de Bóixols, desde donde inició su retirada hacia Francia ante el inminente final de la guerra. Manel, el hermano pequeño de Feliu, murió en el frente.

El batallón llegó a Prats de Molló en febrero de 1939, después de haber cruzado el collado de Ares desde Molló, el punto por donde empezaron el exilio cerca de cien mil republicanos. Semanas después, en junio, Feliu Jaumot fue trasladado al campo de internamiento de Agde y, posteriormente, al campo de trabajo de Lille, en el norte de Francia, cerca de la frontera con Bélgica.

Con la ocupación nazi de Francia, Feliu Jaumot fue detenido por los alemanes. El 6 de agosto de 1940 fue trasladado al campo de concentración de Mauthausen, en un convoy integrado por 168 españoles. Llegó al campo tres días después y se le asignó el número de matrícula 3562.

El 24 de enero de 1941 fue trasladado al subcampo de Gusen donde recibió el número de matrícula 9348. Feliu Jaumot murió en Gusen el 24 de junio de 1941, unos días después de cumplir treinta y dos años y habiendo pasado diez meses sufriendo el horror de los trabajos forzados.

Puede encontrar más información sobre las víctimas del nazismo en:

Pallaresos deportats als camps nazis
Calvelt Bellera, Josep (2022)
Tremp, Garsineu Edicions